La multinacional Acindar, empresa de fundición de hierro y acero, está siendo vaciada. Así lo denunciaron los delegados gremiales. La empresa ya suspendió a 400 trabajadores, decenas de despidos y una serie de retiros voluntarios.

Acindar suspendió por cinco días a 400 empleados de su planta de Villa Constitución, que percibirán el 75 por ciento del salario, mientras que en la fábrica rosarina de la empresa se efectivizaron unos 30 despidos al levantarse un turno de producción.

Embed

En diálogo con el programa El Destape, de Radio, el delegado gremial de la plata de Navarro afirmó: "La empresa quiere cerrar. Tiene el horno apagado, no usa el gas", denunció.

El secretario general de la UOM de Villa Constitución, Héctor Ibarra, dijo que "los primeros tres meses percibimos el salario al 65 por ciento y el resto al 75 por ciento".

"Paramos por cinco días por falta de ventas", dijo Ibarra a Télam, y aseguró que las principales causas que desencadenaron esta situación son "la falta de obra pública, el parate del (plan) Procrear y la caída de la industria automotriz en Brasil".

En esa línea, agrego que "la forma más rápida de recuperarnos sería aumentando la obra pública y el Procrear", medidas que a su entender dinamizaría la actividad siderúrgica. Ibarra se mostró preocupado por el futuro del sector y dijo que "si se produce el 50 por ciento va a ser inevitable la reducción del plantel" de trabajadores. "Esto es grave porque nuestra ciudad vive de la metalúrgica", señaló.