Techint fue acusada en la Argentina por primera vez del pago de coimas a funcionarios brasileños. La denuncia es de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), según publicó Perfil, e involucra a ejecutivos en Brasil y Argentina, incluso a Ludovico Rocca, sobrino de Paolo Rocca, el dueño de la compañía.

La denuncia por supuestos sobornos cayó en el juzgado de Sebastián Ramos, quien deberá girarle el expediente a la fiscal Paloma Ochoa para que decida si abre una causa penal.

La histórica multinacional argentina está acusada de integrar un cartel de 15 empresas constructoras, donde también participó Odebrecht. De acuerdo a un documento del Ministerio Público Federal carioca, al que accedió la periodista Emilia Delfino, una de esas obras en Angra3, una usina nuclear que encargó la empresa estatal Eletrobras Eletronuclear. La obra consistía en el montaje electromecánico de la central en dos etapas.

LEER MÁS: Alconada Mon comparó a Macri con Messi y desnudó su estrategia judicial

Las licitaciones de la usina se realizaron entre 2012 y 2013 y se adjudicaron en 2014. De acuerdo a los documentos de la causa Lava Jato, los sobornos por esta obra alcanzaron los 30 millones de reales, unos U$S 10 millones. Equivalen al 1 % de los contratos de dos licitaciones, que alcanzaron los U$S 1.000 millones.

Aunque los pagos de coimas se habrían realizado en Brasil, la Procelac determinó que la filial de Techint en Brasil actúa bajo órdenes de la casa matriz. La investigación pone en la mira de la Justicia federal a Ricardo Ouriques Marques, director general de Techint en Brasil; a Carlos Bacher, presidente ejecutivo de Techint Ingeniería y Construcción en Argentina; y a Ludovico Rocca.

La Procelac intervino en el caso por una notificación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según consignó el diario.

En esta nota