Los trabajadores de Lotería Nacional se encuentran en pie de guerra porque temen cerca de 900 despidos, la totalidad de los empleados de ese ente, si se concreta finalmente el traspaso del juego a la Ciudad de Buenos Aires. El mismo se tratará el próximo 15 de diciembre en la Legislatura porteña.

Luego del conflicto con los bingos porteños, a quienes no se les renovaron las licencias a principios de año y se despidieron a sus trabajadores, la mira está puesta lo que ocurre con los empleados a cargo de la fiscalización del juego que depende de la Lotería Nacional. En diálogo con El Destape, el vocero de UPCN Jorge Capurro sostuvo que esta medida implica una reducción salarial del orden de entre 30 y 40 por ciento y que por eso se considerarían "despedidos".

upcn loteria nacional.jpg

Según el gremialista, el cambio a la Ciudad implica también un cambio en el convenio colectivo, en donde perderían algunos de los adicionales al sueldo y por eso el recorte en sus ingresos. "Eso es un despido", ratificó a este medio.

La medida, que avanzó con un convenio entre Nación y Ciudad y fue ratificada con el decreto presidencial 743/2016, firmado en junio pasado. Ahora, la Legislatura porteña deberá aprobar o rechazar el convenio. De hacerlo, el traspaso se haría efectivo en un plazo de 90 días. Según el gremio, Lotería Nacional Sociedad del Estado tiene 890 empleados.