La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Capital Federal denunció este miércoles que la seguridad de la Casa de Gobierno impidió el ingreso de las urnas para realizar la elección de delegados gremiales del área correspondiente a Presidencia de la Nación.

No dejar votar a los trabajadores en su lugar de trabajo, lo leemos claramente como un acto de persecución hacia nuestro sindicato”, afirmó a Valeria Taramasco, secretaria de Comunicación de ATE Capital.

Taramasco indicó: “Nos argumentan que no tenemos el 10 por ciento de los afiliados en la Secretaría General de la Presidencia suficientes para la votación, pero omiten computar a los trabajadores del Consejo Nacional de Políticas Sociales, con el cual representamos al 20 por ciento del total de empleados del organismo”.

Por tanto, según indicó, el acto electoral se realizó este mediodía en la Plaza de Mayo, en un improvisado cuarto oscuro. Fuentes de jefatura de Gabinete le bajaron el tono al asunto y pusieron en duda que el gremio haya tenido problemas. "A veces lo hacen para conseguir más votos con la gente que pasan por la puerta para entrar a trabajar", afirmaron.

Un comunicado de ATE-Capital afirmó que “en un acto antidemocrático y en contra de la organización de los trabajadores, que los servicios de seguridad de la Casa Rosada impidan la votación para elegir a los delegados”.

“Las autoridades de la Casa Rosada y el Ministerio de Modernización, desconocen los derechos de los trabajadores a tal punto que no solo no dejan realizar la elección en el lugar de trabajo, sino que impide hacerlo en la vereda y amenaza con reprimir a los trabajadores”, advirtió.

En esta nota