Una trabajadora del Ministerio de Hacienda fue despedida, acusada de "baja productividad" por haber amamantado a su hijo en su oficina. El hecho generó la reacción del gremio ATE, que reclama a la cartera que conduce Alfonso Prat-Gay su reincorporación.

A través de un comunicado, el sindicato de trabajadores estatales aseguró que "las razones que se le dieron para su despido son falsas acusaciones de baja productividad argumentadas por el hecho de tener jornada reducida por lactancia, el aumento del ausentismo por la enfermedad de su hija (algo esperable en el primer año de vida del bebe y cuando comienzan el jardín) y por usar el lactario, algo que va en contra del convenio de los y las estatales y las leyes que promueven el uso de este espacio".

Ministerio de Economia

Según pudo averiguar El Destape, la mujer se desempeñaba en la Unidad Ministro, un área que depende directamente de Alfonso Prat-Gay. Este medio quiso obtener la versión de la cartera, pero en todas las áreas consultadas dijeron no poseer información al respecto.

El matutino Página 12 informó que el gremio inicio una campaña para su reincorporación. "El simple hecho de hacer uso de los derechos que le corresponden por su situación es utilizada por las autoridades como un motivo para no renovar su precario contrato laboral", consideraron a ese medio fuentes de la comisión interna. No descartan utilizar la vía judicial.

En esta nota