Trabajadores del área de Niñez y Adolescencia de Quilmes reclaman hace casi dos años mejoras para el sector, pero la situación está cada vez peor. “La precarización del área, la falta de presupuesto y de profesionales es desesperante”, aseguró la delegada de ATE Verónica Terceros en declaraciones a Triple T, un medio local del municipio que gobierna el cocinero y ahora político, Martiniano Molina.

Les recortaron los contratos (ya precarios) de 6 a 3 meses; no se les reconoce la antigüedad dada la informalidad de las contrataciones; tienen salarios que no alcanzan a cubrir la canasta básica; y les quitaron los móviles que tenían a disposición, los cuales fueron trasladados a otro sector del municipio (Desarrollo Social).

Por estos motivos, hubo en los últimos meses una gran migración de los profesionales del área, que fueron abandonando sus puestos de trabajo dada la precarización a la que se vieron sometidos.

molina chicos 3.jpg

Verónica Terceros manifestó, además, que “la falta de presupuesto para Niñez tiene como consecuencia que no podamos ayudar a los chicos y a sus familias, que muchas veces no pueden cargar ni siquiera la SUBE para ir a la escuela o al médico”.

Según la Ley provincial 13.298, de “Promoción y protección integral de los derechos de los niños”, el Fondo de Fortalecimiento envía dinero mensualmente al municipio para las demandas de los niños, pero la delegada de ATE asegura que no saben dónde está ese dinero.

De esta manera, los trabajadores afectados ratifican el pedido de audiencia con el Intendente Martiniano Molina, que por el momento no los ha recibido.