Los amparos que frenaron en la provincia de Jujuy los tarifazos en el gas y en la luz enojaron al gobernador Gerardo Morales. Ricardo Pierazzoli, el ahora ex Defensor del Pueblo de esta provincia, fue quien llevó adelante estas acciones y denunció ante El Destape que esas dos medidas, que evitaron aumentos indiscriminados en las facturas de las casas, comercios e industrias, llevaron al aliado del gobierno de Mauricio Macri a cobrarse revancha.

El plan que se ideó fue impulsar una denuncia de una empleada de la Defensoria contra Pierazzoli por malos tratos. Pierazzoli fue nombrado en ese cargo por el primer partido de la oposición de Jujuy, el Frente para la Victoria. Tras su renuncia el 5 de octubre, al ver que en la Legislatura provincial estaba todo dado para ejecutar su destitución, el que quedó a cargo es el Defensor adjunto Pablo Zurueta, un hombre cercano a Morales.

Ana Aramayo es quien denunció en agosto pasado a Pierazzoli ante la Fiscalía de Investigación N°3, a cargo de Carlos Farfán. Aramayo asegura que en los siete años que trabaja en el organismo siempre recibió un trato digno de sus compañeros y jefes. Sin embargo, confesó que la situación cambió en abril pasado, cuando Pierazoli asumió su cargo.


Aramayo dijo que era discriminada por adherir a la Unión Cívica Radical y que Pierazzoli se refirió a ella como "gorda de mierda e inútil, no te da la cabeza para ayudar a la gente" cuando la cambió de puesto de trabajo. De acuerdo a las denuncias a las que accedió El Destape, lo particular de estos insultos es que, ante el INADI, dijo que fueron producidos el 17 de agosto, pero ese día se ausentó al trabajo por presentar la denuncia ante la Legislatura y acudir, luego, al médico.

Ante el Poder Legislativo dijo que ocurrió el 8 de agosto y en la denuncia penal, el 16 de agosto. Además, dice que la amenazó con un sugerente gesto pasando su mano por el cuello debajo del mentón, pero no precisó la fecha de la supuesta agresión.

La presentación que Aramayo realizó en la Fiscalía, donde la denuncia se archivó por no constituir delito, tiene una contradicción importante respecto de las denuncias ante la Secretaría de Derechos Humanos, el INADI y la Legislatura de Jujuy. En estos expedientes, la denunciante afirmó que recibió malos tratos por parte de otros funcionarios y de sus propios compañeros desde octubre de 2015, cuando el Defensor del Pueblo era el hoy ministro de Hacienda de Jujuy, Víctor Galarza, y ante la Justicia dice que comenzaron en abril, ya con Pierazzolli a cargo.

"Otro dato llamativo es que los informes psicológicos que Aramayo adjunta en la denuncia, producto de un tratamiento psicológico a raíz de los maltratos que comenzaron en octubre, fueron a parar a manos de Gerardo Morales, que en ese entonces era senador, y a Víctor Galarza, el anterior ombudsman", explicó Pierazzoli.

Los dos amparos contra los tarifazos, en especial el de la luz ya que implicaría una pérdida de 200 millones de pesos en subsidios para el gobierno jujeño, son las razones que llevan a Pierazzoli a asegurar que detrás de la denuncia está Morales. "A Morales le dolieron los amparos contra los tarifazos y puedo demostrar que está todo orquestado para sacarme del cargo", advirtió. "Metí dos amaparos y me limpió el poder político en complicidad con el legislativo y el judicial. Le toqué el bolsillo a Morales y no duré ni dos minutos", agregó.

En cuanto a las declaraciones testimoniales de testigos propuestos por Aramayo, ninguno se refiere a los "malos tratos" denunciados sino que hablan de que "Pierazzoli siempre tuvo un trato cordial no solo hacia Aramayo sino a todo el personal". En cuanto a la declaración del adjunto de la Defensoría, ahora a cargo, Pablo Zurueta, manifestó que Pierazzoli siempre hizo diferencia con Aramayo, pero que nunca escuchó una falta de respeto de él hacia la denunciante.

Al explicar su renuncia, ante las contradicciones de la denunciante, Pierazzoli explicó que "el motivo se sustenta en que la denuncia tiene un origen falaz e inconsistente y en que los diputados nunca dudaron de la veracidad de los hechos". Y sumó: " La Justicia no me imputaba y la Legislatura ya me condenaba. Fue toda una situación de desgaste para que busquen mi destitución con una denuncia que no tiene asidero y para que quien quede en mi cargo sea un radical que viene del lado de Morales y que también motorizó todo esto".

Para coronar esto, el sábado el SUSEPU, el órgano que debe controlar el funcionamiento de las empresas de servicios públicos, publicó el nuevo cuadro tarifario de la luz con un aumento promedio del 20 por ciento. Este incremento no tiene en cuenta el futuro aumento que aplicará la Nación.

En esta nota