Un grupo de trabajadores desocupados integrantes de la Fundación Villa Saavedra denunciaron que fueron violentamente reprimidos por Infantería y Gendarmería durante la noche y que fueron acorralados en el cementerio cercano a la ruta 34.

Los manifestantes aseguraron que les dispararon con balas de goma y que, tras dispersarlos durante la noche, impidieron que vuelvan a cortar la ruta 34. Entre las personas que realizaban el corte había madres y niños.

Renata Justiniano, quien estuvo en el corte de la ruta 34, aseguró que los reprimieron con balas de goma. "Levantaban los cartuchos para no dejar evidencia", afirmó.

Embed

"Nos intentaron rodear para acorralarnos en el cementerio", dijo Justiniano, quien aseguró que en la protesta había niños.

Los ex trabajadores de la Fundación Villa Saavedra pedían ser reincorporados y que se rehabilitara el SUAF en lugar de la AUH que ahora perciben como desocupados.

Embed

En esta nota