Veinte docentes de la Universidad Nacional de La Matanza, sin previo aviso, fueron despedidos vía e-mail de manera sospechosa.

Los profesores dictaban clases en la carrera de Medicina, que se creó en 2012 en la UnLaM, según detalló Página/12. Lo llamativo es que catorce de ellos pertenecen a la comisión directiva del sindicato de docentes e investigadores (Sidunlam-Conadu). "Es una persecución política y gremial", denunciaron.

En el 2012 comenzó a funcionar la carrera de Medicina en la UnLaM, convirtiéndose en la primera universidad del conurbano. A la cabeza del proyecto estuvo los primeros cuatro años, como decano organizador, Mario Róvere –fue viceministro de Salud de la Nación durante 2015–, un reconocido médico sanitarista.

En una carta, Róvere manifestó:

"Aun distorsionando, mintiendo, ocultando, adjetivando o fabulando la Universidad ha debido cambiar su estrategia de terrorismo laboral silencioso.

A partir de la repercusión del despido injustificado de 20 docentes, que primero en el título niega, luego no existen, "no están en la planta", luego desvaloriza "no son investigadores categorizados" para finalmente reconocer despectivamente en la categoría "empleados" terminan aceptando todo.

De allí en mas necesitan personalizar buscando transformar el proceso de 6 años de construcción curricular colectiva de la carrera de medicina en una estructura de poder espuria (algo así como la pesada herencia) maquiavelicamente pergeñado por "Mario Rovere" a quien como desprecian profesionalmente y no les alcanza para satanizar frente a la opinión pública ajena a la salud, necesitan asociar a Sabatella, una figura ideal para desencadenar reflejos macartistas.

La operación es burda, lo que no quiere decir que fracase o que pueda ser fácilmente neutralizada.

De todas maneras sirve para comprender varias cosas

1. Las cesantías dejan de ser injustificadas y son ahora justificadas en confesada persecución gremial y política cualquiera hubiera sido la identidad político/gremial perseguida o discriminada.

2. La construcción paranóica ayuda a explicar ahora, el cambio de posición frente al departamento ocurrido en marzo del 2015,

3. Al calificar de "estructura de poder espurio desde el principio" el Rectorado desconoce todo es decir en bloque el proceso académico 2011-2016 atacando su propia Carrera de Medicina, desbaratando cualquier ficción de continuidad y poniendo en duda la propia capacidad de la UNLaM de contener una Carrera como Medicina en un año de evaluación CONEAU.

4 La exacerbación paranoica se asocia con dos hechos objetivos, el sabatellismo demando penalmente al Rector, por irregularidades en las elecciones estudiantiles 2014 y en el 2017 habrá elecciones para un nuevo período rectoral".

Además, a Página 12 Róvere contó: "El clima es de un tremendo temor y tensión, también para los alumnos. La universidad pone en riesgo la carrera".

"El ministro (de Educación, Esteban) Bullrich y el rector Martínez comparten la misma práctica desleal y antisindical, persiguen y despiden a los delegados. También comparten la concepción elitista de la educación: Martínez fue quien acudió a la Justicia para declarar la inconstitucionalidad del ingreso irrestricto a la universidad", dijo el secretario general de la federación docente Conadu, Carlos De Feo.

En esta nota