El Gobierno nacional sumó una nueva denuncia en contra. En esta ocasión, es por presuntos manejos irregulares con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), administrado por la ANSES, que resultaría en un perjuicio para los jubilados del orden de los 1.220 millones de pesos.

Según la presentación judicial, realizada por el diputado del Frente para la Victoria, Rodolfo Tailhade, la ANSES cambió un bono con una tasa de interés del 12% en dólares por otro, del orden del 7%, lo cual significaría una desvalorización de los activos del FGS del orden de los 75 millones de dólares.

LEE MÁS "Macri destruye el FGS y pone en riesgo las futuras jubilaciones"

Este bono forma parte del financiamiento de la obra de gasoductos troncales en la provincia de Córdoba. La empresa que realiza ese trabajo es la brasileña Odebrecht, investigada en todo el Mundo por el pago de millonarias coimas a cambio de hacerse de los contratos.

LEE MÁS

Embed

La otra operación fue revelada por El Destape semanas atrás. Consiste en la venta de las acciones de la empresa Carboclor, también propiedad del gigante brasileño. Según lo revelado por este medio, las acciones se liquidaron a un precio inferior al del promedio de los seis meses anteriores a concretarse la operación, a principios de este año, lo que implicó una desvalorización de los activos del fondo que administra los recursos provenientes de las ex AFJP.

Por estas operaciones, Talihade denunció al hoy ministro de Finanzas, Luis Caputo, al titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, al ex director del FGS, Luis Blaquier, al secretario de Política Económica, Pedro Lacoste y al secretario de Hacienda, Gustavo Marconato.