El fiscal federal Federico Delgado apeló el sobreseimiento del jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, en la causa en la que estaba acusado de recibir casi 600 mil dólares por parte de la empresa Odebrecht a modo de sobornos.

Arribas había sido sobreseído el último viernes por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien había hecho lugar al planteo de excepción de falta de acción promovido por la defensa del funcionario y, en consecuencia, lo desvinculó de la causa por ausencia de delito, a pesar del rechazo del fiscal Delgado.