El humorista Miguel Del Sel dejó de ser el embajador argentino en Panamá y dijo que volverá a la Argentina para hacer reir y descansar.

"Voy a descansar de seis años de política y de un año extraordinario en Panamá" donde le tocó "servir a la Patria", afirmó Del Sel.

A un año de haber asumido ese rol, Del Sel "colgó los botines" y volvió al escenario con "Dady" Brieva y el "Chino" Volpato. En una entrevista que realizó para Radio Continental, el ex embajador confesó que está muy contento de "volver a actuar, volver a hacer reír".

El humorista ingresó a la política en 2010 para el PRO de Mauricio Macri. Por ese frente se presentó en dos oportunidades como candidato a gobernador de Santa Fe, en las que perdió por escaso margen, y fue electo diputado nacional en 2013.

Por último dijo que se retira de la política "con un sabor más dulce que amargo" porque ayudó "a ganar a Mauricio" luego de acusar al gobierno de Cristina Kirchner de dejar "un país dinamitado".