El fiscal Walter Fernández, de la Unidad Sudeste porteña, convocó para hoy a las 11 al secretario general del sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, a declarar ante la Fiscalía por sus expresiones ante una asamblea gremial en Mar del Plata en la que llamó a "dar vuelta los autos" de los taxistas que trabajen durante el paro de mañana.

Las declaraciones de Viviani, según la fiscalía, podrían enmarcarse en el delito de "amenazas agravadas, instigación a cometer un delito y atentar contra la libertad de trabajar", y es por este motivo que hoy deberá presentarse en la Fiscalía ubicada en Beruti 3345, de la ciudad de Buenos Aires.

Fernández es el fiscal de la causa que se le inició a Viviani tras conocerse un video en el que el sindicalista arenga a los taxistas a "dar vuelta a los autos".

"Esperemos que en la Fiscalía diga lo mismo, así avanzamos en el proceso penal, y luego investigaremos si tiene relevancia penal. Si él reconoce que es autor de la frase, nos allana el camino procesal", destacó el fiscal.

Tras la escalada de repudios por su frase, Viviani se retractó en declaraciones radiales al señalar: "Me equivoqué. Se me salió la cadena y ahora me están dando como 'gallego a la gaita'. Lo dije en una asamblea multitudinaria y acalorada como hace mucho tiempo no veía, en la que se relataban los padecimientos que están atravesando los compañeros".

A pesar de su aclaración de la polémica frase, un fiscal porteño y también un abogado de la ciudad de Mar del Plata denunciaron penalmente al titular del gremio de taxistas por los delitos de "intimidación pública" e "incitación a la violencia colectiva".

El representante del Ministerio Público Fiscal que se presentó ayer en los Tribunales Federales de Comodoro Py para denunciar a Viviani fue Carlos Gamallo, titular de la Fiscalía General número 20 ante los Tribunales Orales en lo Criminal de la Capital Federal.

La denuncia, en la que acusó a Viviani por el presunto delito de "incitación a la violencia colectiva", recayó, tras el sorteo de rigor, en el juzgado federal a cargo de Claudio Bonadío.

En tanto, en Mar del Plata, el abogado penalista Julio Razona radicó su denuncia ante la Fiscalía General de Mar del Plata, y sostuvo, en diálogo con Télam, que "la frase de Viviani cumple todos los requisitos de la intimidación pública, de acuerdo al artículo 211 del Código Penal".

A la hora de las repercusiones políticas, el funcionario que salió al cruce de Viviani fue el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, quien repudió las "graves expresiones" del sindicalista y aseguró que la arenga de "dar vuelta los autos" a los taxistas que trabajen el día del paro "refleja un pensamiento violento, extorsivo e intolerante que rechazamos".

"Las autoridades de la CGT deberían manifestarse en contra de este tipo de expresiones, para prevenir cualquier hecho de violencia hacia aquellos que quieran trabajar", sugirió Peña.

Otro de los críticos fue el presidente del Colegio de Abogados porteño, Guillermo Lipera, quien denunció en la justicia federal al dirigente de los taxistas por supuesta incitación a la violencia, entre otros delitos.

En esta nota