Una mujer que debe entregar a su hijo a Estados Unidos buscó ayuda con la primera dama Juliana Awada y ella se negó a ayudarla.

Se trata de María Belén Francesconi, una chef argentina que deberá restituir su hijo de 8 años a su ex marido, quien vive en Estados Unidos. "Lo van a venir a buscar agentes del FBI, como si fuera un delincuente", explicó ella según apunta el portal de noticias minutouno.

La mujer reveló que se comunicó por mail y habló personalmente con Juliana Awada, para que interceda en el conflicto pero ella le dijo que no podía hacer nada al respecto. "¿Cómo no va a poder hacer nada si es la mujer más importante del país?", reclamó.

"Quise llegar a Macri, pero desde Presidencia no me dieron bola", agregó. Francesconi también buscó ayuda en Cancillería pero le dijeron que "no se iban a ensuciar las manos en una pelea de dos estados por un menor". "Le mandé cartas al papa Francisco pero no me respondió. Hasta a Michelle Obama le mandé. Hice hasta lo imposible y sin embargo perdí todo", contó entre lágrimas.

La Cámara decidió ratificar el fallo de la jueza de primera instancia, por lo cual Alex, de 8 años, deberá volver a Estados Unidos con su padre. "A este hombre no le importa que su hijo esté con problemas psiquiátricos graves y fuertemente medicado. Nunca apareció a pesar de que le pedí personalmente que lo ayude", expresó Belén.

"Nadie quiere intervenir ni ensuciar sus manos. El gobierno no responde, solamente me da su apoyo moral. También hablé con la Embajada y me dijeron que no pueden interferir. Estamos solos", concluyó.


En esta nota