El diputado Julio De Vido denunció que lo que ocurrió en el Congreso fue "un escrache fascista a pocos días de las elecciones". "Lo que busca fraguarse es una farsa, en abierta y grave violación de la Constitución Nacional", sostuvo el diputado del Frente para la Victoria, imputado por presuntas irregularidades en Río Turbio.

A través de un comunicado que difundió en las redes sociales, De Vido desafió: "Voy a continuar realizando mi trabajo en el Congreso de la Nación, participando de las comisiones de las que formó parte como de los debates en el recinto".

LEE MÁS "Tailhade cruzó a un diputado y le recordó que tiene denuncias de acoso sexual"

En otro pasaje del comunicado, indicó: "Agradezco la firmeza de de mis compañeros de bloque, quienes sostuvieron en forma contundente, con sobrados argumentos, que lo que busca fraguarse es una farsa, en abierta y grave violación de la Constitución Nacional". Y agregó: "La secuencia se inició con el pedido del fiscal Stornelli, quien solicitó mi desafuero y detención (...) Ahora, en continuidad de la maniobra, buscan montar un escrache fascista a pocos días de las elecciones legislativas".

Embed

En tanto, acusó al presidente Macri y a la precandidata a diputada por Vamos Juntos, Elisa Carrió, de "presionar" a la Justicia en las causas que lo involucran. De Vido salió así al cruce de los rumores que circularon en algunos medios sobre una posible renuncia a su banca, si el oficialismo obtenía los votos necesarios para destituirlo.

Luego de cinco horas de fuertes discursos y cruces, el oficialismo acordó este miércoles con el Frente Renovador y el Bloque Justicialista citar al ex ministro de Planificación el martes próximo a comisión para el ejercicio de su defensa, dictaminar ese mismo día a favor del proyecto de expulsión, y tratar la iniciativa el miércoles en el recinto.

LEE MÁS "El descargo de De Vido ante la comisión que analizó su remoción"