Héctor Daer, secretario general de la CGT, desafió este martes al oficialismo al recordar que visitará durante esta jornada el Congreso, junto a los otros dos triunviros de la central obrera, y verá si los diputados macristas aplican o no modificaciones al proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias para gravar "al juego y a las finanzas".

El jefe sindical y también legislador massista dijo que ésa es la única alternativa que existe ante la idea de la bancada oficialista de "elevar 15 por ciento el mínimo no imponible".

El líder de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Fatsa), asimismo, cuestionó que el macrismo procure rebajar "deducciones de hijos y de cónyuges", y advirtió que "si se aprueba el proyecto del oficialismo hoy, automáticamente 500 mil personas empezarían a tributar Ganancias".

Además, aseguró que la CGT "no" prevé convocar a una huelga en procura de que el oficialismo retoque el proyecto, al considerar que "el Congreso tiene la voluntad política de avanzar en el sentido" que quiere la central obrera.

"La fortaleza política que hay que tener para gravar determinados sectores no productivos y rentabilidades muchas veces exageradas, como son las del juego y las de las finanzas", enfatizó Daer cuando se le pidió una opinión sobre los eventuales faltantes del proyecto oficialista de reforma del Impuesto a las Ganancias aplicado a los salarios.

El jefe sindical, en diálogo con la radio de FM Rock and Pop, amplió: "La distorsión está en a quién se le exige tributar. Para nosotros, que tributen los que obtienen ganancias siderales en el sector financiero es un marco de justicia. El juego es totalmente improductivo y también obtienen ganancias siderales los manejan esa actividad".

"Que tributen esos sectores o que se les vuelva a poner a las mineras el impuesto que se les sacó, para compensar el desfinanciamiento que podría generarse en el fisco", resumió Daer.