Héctor Dáer, uno de los secretarios generales de la CGT, rechazó este lunes las críticas del presidente Mauricio Macri y resaltó que la central obrera "apostó al diálogo", pero subrayó que "ni el sector empresarial ni el Gobierno cumplieron con lo acordado".

"Lamento que una expresión democrática como es una marcha en la que vamos a peticionar que se reformen cosas se empiece a mencionar como un acto de intolerancia. Al diálogo apostamos, fuimos a una mesa de diálogo en la que ni el sector empresarial, ni el Gobierno cumplieron con lo acordado. Cuando alguien no cumple está en falta y neutraliza el diálogo", sostuvo el referente sindical.

En diálogo con Radio Rivadavia, el titular de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) se refirió a las declaraciones del mandatario, quien señaló que "hay una resistencia a pensar que la solución es el diálogo y entender la realidad en el contexto, no solo plantarse en lo que uno necesita". El también diputado nacional del Frente Renovador ponderó la "decisión" de la Confederación General del Trabajo (CGT) "de ir a todos los partidos políticos a explicarle por qué se hace la marcha del 7" de marzo hacia el Ministerio de Producción.

En ese sentido, Daer desestimó las críticas del Gobierno respecto a que la movilización está ligada al año electoral: "Si hubo un criterio y una estrategia propia fue la de la CGT, de reivindicar y tener una táctica propia de los trabajadores, sin dejarnos mezclar por ningún interés que vaya para un lado o para otro".

"Que haya un abanico grande en la movilización es porque todos somos víctimas de un modelo económico. Acá ninguno busca una candidatura. No tenemos poder de veto, no es necesario vetar a nadie. Vamos en favor de resolver los temas que perjudican a la mayoría. Si viene (la expresidenta) Cristina (Kirchner), (el líder del Frente Renovador, Sergio) Massa, (los presidentes del Partido Socialista, Antonio) Bonfatti, (y del PJ, José Luis) Gioja, quien sea, es una discusión que para nosotros no existe. Todos los que quieran ir a la marcha y acuerden con lo que planteamos, son bienvenidos", añadió.

Acerca de la realización de un paro general para fines de marzo, el integrante del triunvirato que conduce la CGT: "El paro no es un fin en sí mismo. Vamos a marchar el 7, esperamos que haya una rectificación y, sino, no tenemos otra opción que ir a una medida de fuerza".

Consultado respecto a sus expectativas para el discurso del jefe de Estado al abrir el próximo miércoles las sesiones ordinarias del Congreso, Daer manifestó: "No quiero matarle las esperanzas a quien las tiene, pero a mí nunca me ilusionó este Gobierno, ni este Presidente". Finalmente, Daer se refirió a las críticas de la Gobernación bonaerense a los docente por el paro convocado para los días 6 y 7 de marzo y consideró que "cuando lo único que se hace es descalificar al otro, hay un rasgo autoritaria muy grande".

En esta nota