Una familia tipo con ingresos por encima de la línea de pobreza tardaría 99 años en adquirir una vivienda, mientras que una que cubre la canasta básica alimentaria, al ubicarse por encima de la línea de indigencia, necesitaría más de 234 años, según un informe privado. Los datos surgen de un estudio elaborado por el Centro de Investigación de Política Urbana y de Vivienda (CIPUV) de la Universidad Torcuato Di Tella.

Para hacer ese cálculo, tomó el valor de la canasta básica alimentaria, cuyo valor es de $5.176, y la total, con un precio de $12.489. "Si se considera una familia compuesta por dos personas adultas y dos niños de entre 6 y 8 años de edad, la canasta básica alimentaria y la canasta básica total tienen un valor de $5.176 y $12.489, respectivamente", sostuvo.

En ese sentido, indicó: "De acuerdo con estos datos, y al considerar un lote promedio, una familia con ingresos familiares por encima de la línea de pobreza tardaría 99 años en adquirir una vivienda, mientras que una familia que cubre la canasta básica alimentaria necesitaría más de 234 años".

"Si nos centramos en los lotes menores a USD 100 por metro cuadrado, lo cual representa sólo el 2% de la oferta, las familias sobre la línea de pobreza tardarían 32 años en pagar el terreno y la vivienda, mientras que las familias sobre la línea de indigencia lo harían en 75 años", estimó. Además, calculó que "si el valor del lote sube a USD 200 y USD 500, tardarían 38 años y 90 años, respectivamente".

"Y si la compra es de un lote de más de USD 500 (el 71% del total de lotes ofrecidos) la cantidad de años que necesitarían superan, para ambos casos los 135 años", apuntó. El informe sostuvo que en la Región Metropolitana de Buenos Aires el valor promedio de metro cuadrado de terreno ofertado desde 2004 a la actualidad subió un 152%, al pasar de USD 105 a USD 265.

"Este aumento, que se replica en las grandes ciudades y áreas metropolitanas del país, puede constituir una barrera importante para que logremos el objetivo de desarrollar vivienda a la escala necesaria, asequible e inclusiva", consideró la directora de CIPUV, Cynthia Goytia. El estudio estimó que en la Región Metropolitana de Buenos Aires el valor promedio de metro cuadrado de terreno ofertado, desde 2004 a la actualidad, creció un 152%, tras crecer de USD 105 a USD 265.

"Por sus condiciones de accesibilidad al área central y las mayores densidades permitidas, los valores del suelo más elevados de la región están en la Ciudad de Buenos Aires", enfatizó el análisis. En el primer cordón, el precio del metro cuadrado de suelo promedia los USD 643, mientras que en el segundo, el precio es de USD 177.

Los barrios cerrados del mismo cordón, por su parte, arrojaron un valor del metro cuadrado de USD 104, ya que constituyen superficies mayores de 300 metros cuadrados. "Las superficies de los terrenos también son parte de la problemática ya que en la provincia de Buenos Aires el lote mínimo para una vivienda unifamiliar es de 300 metros cuadrados, pero menos del 5% de los terrenos en oferta en la Región Metropolitana de Buenos Aires tiene esas dimensiones", advirtió.

En esta nota