El Gobierno intenta recortar las jubilaciones con el objeto de generar ahorro fiscal para reducir el gasto público. La merma en el poder adquisitivo superaría los $ 500 sólo en los primeros cuatro meses, lo que será aún mayor a lo largo del tiempo.

Con el último cambio de fórmula propuesto por Cambiemos, un jubilado que recibe la mínima tendría un incremento de sólo $ 414 para marzo del año próximo. Con el esquema presente sería de $ 957. La meta, entonces, es un ajuste de $ 543 para los adultos mayores de menores recursos, de acuerdo a un cálculo del Observatorio de Políticas Públicas, que depende de la Universidad Nacional de Avellaneda.

Los pensionados recibirían un alza de $ 331,20 en lugar de $ 765,60, lo que derivaría en una baja de $ 434,40 de su poder de compra.

De la misma manera, el Ejecutivo pretende rebajar la suba a los beneficiarios de la asignación por hijo con discapacidad $ 345.20 y de la AUH de $ 105,80.

LEER MÁS: ¿Por qué perderán los jubilados con la reforma del Gobierno?

Con esto, el Estado se ahorraría cerca de $ 100.000 millones el año próximo, en un momento en que el pago de la deuda pública aumenta su relevancia en el presupuesto.

Embed