Ya está, Argentina tiene pasaje al Mundial y ya piensa en Rusia. Mientras Sampaoli empieza a programar el próximo año, los hinchas buscan la mejor, y más barata, manera de alentar a la Selección en Moscú.

Pero disfrutar en vivo del Mundial no es para cualquiera: cubrir los 17.000 kilómetros que separan la Argentina de Rusia, alojarse allí, trasladarse dentro del país y sacar tickets para los partidos tiene un costo bastante elevado.

Volar a Moscú de la forma más barata implica elegir vuelos de oferta, que tiene con una, dos o más escalas. Las mejores opciones para viajar se encuentran en vuelos con una, dos o más escalas, e inician alrededor de los $33.000.

En cuanto al alojamiento, un hotel de tres estrellas, en base doble, tiene un valor aproximad de 35 dólares (algo más de $600) por noche. También se pueden encontrar otras formas de alojamiento alternativas por 10 dólares.

Moverse de un lugar a otro, sea para hacer turismo o para ir a la cancha también es un gasto que debe ser contemplado. Alquilar un auto de categoría económica tiene un costo de 83 dólares ($1440) por día. Pero también se puede adquirir por 100 dólares (un poco más de $1700) la tarjeta PassCity que permite acceder durante tres días al transporte público, utilizar taxis, visitar museos y hasta tomarse un café gratis en la cadena Double B, tanto en Moscú como en San Petesburgo.

Para acceder a los estadios, los tickets arrancan en un valor de 105 dólares para los partidos de fase de grupos y llegan a los 1.100 (más de $19.000) para la ubicación más cara de la final.

Si la idea es no pensar tanto en cómo armar el viaje menos costoso y sólo disfrutar de la visita a Rusia, varias empresas ya presentaron paquetes que reúnen todo en un combo. Los más baratos rondan los $50.000, mientras que los VIP superan los $500.000.

En esta nota