En el marco del paro Nacional docente, la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) denunció ante la sede argentina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al gobierno de Mauricio Macri por persecución gremial e incumplimiento de la Ley de Financiamiento Educativo.

La comitiva fue encabezada por el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, mientras que por el principal gremio docente del país participaron Roberto Baradel, Eduardo López, Eduardo Pereyra y Alejo Demichelis.

La presentación denuncia las violaciones de los principios de libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva por parte del gobierno nacional. A eso se le sumó una denuncia por actos violatorios a los derechos sindicales por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires.

LEER MÁS: Aníbal Fernández reveló la razón por la que Bossio se fue del FpV

El director de la Oficina de País de la OIT para la Argentina, Pedro Furtado, escuchó los reclamos y denuncias y se comprometió a elevar la misma lo antes posible.

CTERA está convencida que esta denuncia tendrá eco en la OIT ya que la misma defiende el tripartismo, el ámbito de negociación colectiva como única forma de resolución de los conflictos sindicales; el diálogo que los gobiernos promueven en los países democráticos, se ve agravado en Argentina ya que el Gobierno es juez y parte, porque es él quien tendría que convocar y no convoca; el Ejecutivo es el que está interesado en que esta caso sirva como caso testigo para el resto de los trabajadores.

En la denuncia se advierte que "se ha registrado una situación jurídico gremial en perjuicio de los trabajadores de la educación, que configura una grave conculcación de los principios consagrados en el ámbito internacional y que, acogidos por la legislación interna de la Argentina, garantizan la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva.

En esta nota