Hace tres semanas que los más de 20 mil habitantes de la ciudad correntina de Esquina esperan una respuesta del gobierno de la provincia de Corrientes o de la Casa Rosada. El puente Paso Santa Rosa, que comunica a la ciudad con Goya y se alza sobre el arroyo Guazú, se derrumbó luego de la gran inundación que sufrió la zona.

"Los enfermos son trasladados en lancha, porque en Esquina no hay grandes hospitales, ni centros de salud que puedan tratar patologías graves como el cáncer", contó a El Destape, José, un vecino de Esquina, quien sacó fotos de los pacientes que cruzan el arroyo en embarcaciones.

enfermos.jpeg

Por el derrumbe murió un hombre que cruzaba el puente con su camioneta en el momento del desplome de la estructura. El puente es parte de la ruta nacional 12 y el arreglo del puente debería ser realizado por el Gobierno nacional que se hizo presente solo para relevar los daños y llevar una lancha de emergencia.

Embed

Los habitantes de Esquina quedaron incomunicados. Los comercios requieren del puente para la llegada de proveedores, muchos docentes necesitan cruzar el Arroyo Guazú para poder asistir a los colegios y los pobladores deben cruzar para poder hacer trámites en oficinas de Anses.

El intendente de la localidad de Esquina es Humberto Bianchi, un radical de Cambiemos. "Acá cuando fueron las elecciones se dijo que la existencia de un mismo partido en Nación, provincia y ciudad nos beneficiaría con obras y con inversiones", contó José.