Cristina Kirchner continúa su campaña de cara a las legislativas y hoy visitó la empresa textil Scalter, en la localidad bonaerense de Moreno. Allí, la candidata a senadora nacional dialogó con trabajadores y con el dueño de la pyme, quien le contó los problemas que padecen por las políticas de ajuste.

"Solo tenemos resto hasta diciembre", sostuvo Raúl, el titular de la empresa, quien a su vez explicó que “a pesar de la crisis decidimos no despedir ni un solo trabajador y vamos a tratar de aguantar".

Scalter es una Pyme dedicada a la producción de telas tejidas y no tejidas, actualmente golpeada por la caída del consumo, la pérdida de su principal mercado externo (Brasil), la apertura de las importaciones y el aumento de los costos. En 2015 llegó a producir unas 400 toneladas y este año, la producción se disminuyó un 20 por ciento.

LEER MÁS: El lapidario sketch político de Dady Brieva contra Legrand

Por otra parte, el empresario contó que “la empresa tiene 60 años y desde la de Alsogaray para acá, viví todas las crisis, pero ésta que estamos viviendo hoy es la más violenta de todas. En un año medio hicieron desastres con las tarifas, la caída del consumo y las importaciones". Si bien manifestó que pudieron “hacer un colchón en el anterior gobierno y con eso vamos aguantando", Raúl señaló que "sólo tenemos resto hasta diciembre".

Asimismo, el empresario trazó un panorama desolador a raíz de la política de comercio exterior del gobierno: "La materia prima no la podemos importar. Pero el producto final, la tela, la puede importar cualquiera. Es una barbaridad. Hoy dejamos de ser competitivos. No exportamos más. Antes teníamos exportaciones por el 10 por ciento de nuestra producción y hoy es cero".

En este marco, Cristina afirmó que "hay que darle un trato especial a las Pymes, pero sobre todo hay que tener amor por la industria nacional". Por otra parte, la ex mandataria manifestó: "La productividad no se logra con flexibilización laboral. Se logra si hay consumo interno para que los trabajadores de esta Pyme, y de todas las demás, puedan ir a comprar y llenar muchas de las bolsas que ellos producen, así la empresa puede seguir vendiendo".

En esta nota