La senadora electa Cristina Kirchneradvirtió que el país está "volviendo al pasado, con debates que atrasan e ideas que fracasaron", al cuestionar la reforma laboralque impulsa el Gobierno nacional.

"La Argentina circular. Hoy estamos volviendo al pasado, con debates que atrasan e ideas que fracasaron acá y en el mundo. Este debate debería estar saldado para los argentinos, que nos merecemos seguir caminando hacia adelante", afirmó Cristina Kirchner.

Embed

A través de redes sociales, destacó que "desde el año 2003 al 2014 se aprobaron en el Congreso 48 leyes laborales" y que "todas fueron para ampliar derechos laborales y recuperar los perdidos".

"En el 2015 la desocupación era del 5,9%, la más baja desde hacía décadas", agregó.

Recordó que "en 1991 se sancionó la Ley de Empleo impulsada por el Ministro de Trabajo Jorge Triaca, padre del actual" y consideró que "igual que ahora, se reducían derechos con el argumento de que eso iba a permitir crear trabajo".

Embed

"En menos de dos años se duplicó el desempleo, que pasó del 6,6% al 10%", explicó.

La expresidenta indicó que "el aumento del desempleo, la precarización y el trabajo en negro no se detuvieron" ya que "tampoco se detuvieron las reformas, siempre bajo la promesa de un futuro mejor que estaba cada vez más lejos".

Embed

Subrayó que luego "vino la reforma del 98, impulsada por Erman González en el final del menemismo". "Allí, 5 diputados peronistas nos plantamos y negamos el quorum durante un mes al cabo del cual, en una sesión vergonzosa, lograron la aprobación", remarcó.

Además, puntualizó que "en el 2000, durante el gobierno de la Alianza, sancionaron la Ley Banelco a fuerza de sobornos".

Embed

Nuevamente, un grupo de diputados peronistas -más amplio que en el 98- nos opusimos. Igualmente la aprobaron".

Embed

"En 2001, a tantas reformas laborales destinadas a crear trabajo le siguió la crisis: default de la deuda soberana y récord en desocupación –más del 22%-", explicó.