Cristina Kirchner da su segunda entrevista mano a mano con Víctor Hug Morales y allí expresó su preocupación por que "la sociedad comience a naturalizar ciertas cosas" en referencia a la represión durante el gobierno de Mauricio Macri.

En diálogo con la AM 750, la ex Presidenta recordó la represión en la marcha por el Ni Una Menos y los hechos sufridos por la comunidad mapuche anoche, en donde le quemaron las casas.

Para Cristina, Macri quiere construir la figura del "enemigo interno" como en la época de la Doctrina de Seguridad Nacional. "Necesita la fractura social", definió la ex presidenta.

"Si dedicara una milésima parte de los recursos que dedican a propaganda política, les iría mejor", disparó. Y calificó a Macri como "un presidente de spots publicitarios". "El único funcionario que trabaja mucho es Luis Caputo, se la pasa emitiendo deuda", recalcó.

Además, la ex Presidenta se metió en la polémica por el despido de Roberto Navarro de C5N y lo vinculó con la presión a los medios disidentes del gobierno de Macri y la necesidad de llevar adelante su plan económico. "Los medios que no son afines están viviendo un acoso inédito en democracia", sentenció. Y pidió una entrevista de Roberto Navarro y Horacio Verbitsky con el presidente Mauricio Macri.

Además, defendió a los estudiantes que están llevando adelante la toma de colegios en la Ciudad y pidió escucharlos. Si bien consideró que el gobierno porteño puede proponer la realización de pasantías, pidió que sean optativas y defendió a los jóvenes porque "no tienen clichés, no están distorsionados".