La ex presidenta Cristina Kirchner recusó al juez federal Claudio Bonadio, en la investigación en su contra por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA a raíz de la denuncia presentada por el fallecido fiscal Alberto Nisman.

Lo hizo por intermedio de sus abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, luego que la semana pasada, al definir la Cámara Federal que la causa quedara en poder del juez Bonadio, pues por conexidad de una causa que él investiga por presunta traición a la patria por la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

En la presentación, Cristina Kirchner consideró que Bonadio había sido denunciado por Nisman por ser parte de un plan para sacarlo de la UFI AMIA de la cual estaba a cargo. También consideraron que el magistrado está imputado por supuestas irregularidades que cometió mientras estuvo a cargo de investigar una parte de la causa AMIA, vinculada a un supuesto encubrimiento de quienes investigaron el atentado en sí.

LEER MÁS: Santoro cruzó a Piumato por la muerte de Nisman

"No puede intervenir en la investigación del hecho principal ni en las de su encubrimiento", sostuvo la defensa de la ex mandataria. "El juez Bonadio intervino respecto del caso AMIA inicialmente como juez del expediente 9789/2000 viniculado con el encubrimiento, hasta que tras cinco años de irregularidades fue apartado por su Superior, el 17 de noviembre de 2005 por ser "juezy parte" al estar él también imputado en el caso", recordaron los letrados en el escrito.

Bonadio por el momento es el juez de la causa iniciada por Nisman cuatro días antes de aparecer sin vida, y en el que acusó de un plan de encubrimiento a través de la firma del Memorándum con Irán para desviar la acusación sobre los funcionarios iraníes acusados del atentado.