En plena campaña, la candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana y ex presidenta, Cristina Kirchner, encabezó un acto en el partido de Lomas de Zamora junto al intendente local, Martín Insaurralde, en el cual instó a “votar por el hoy, por el presente” al advertir que “la agente no puede vivir esperando que le prometan que el futuro va llegar porque la olla hay que pagarla hoy”.

En el Día del Jubilado, la ex mandataria cargó con todo contra la nueva campaña de Cambiemos que se viralizó en las redes sociales, a partir de una serie de fotografías de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, junto a trabajadores que se encuentran en la informalidad y festejando que “tengan una changa”.

“El otro día miraba una fotografía en el diario, lo que se llama oportunity, donde había un parrillero en la puerta de su casa y separaban todos al lado del parrillero como un ejemplo. Pobre hombre, tener que poner en la puerta casa una parrilla porque no tiene trabajo. En vez de haberse sacarse una foto, deberían ofrecerle un lugar y un espacio de trabajo formal”, arremetió la candidata y recalcó que “gobernar no es sacarse fotos con los pobres, no hay que sacarse fotos con la gente cuando están en la pobreza y sin fuerza porque eso afecta en la dignidad”.

LEÉ MÁS: Adidas despidió a 112 trabajadores de la planta de Esteban Echeverría

También, cuestionó que ahora se inauguren nuevos comedores como logros de la gestión de Cambiemos al subrayar que “muchas veces hay que tener comedores porque no llegó la mano del Estado pero no se pueden exhibir como un logro” y reclamó que “hay que gestionar para que no sea necesario abrir más comedores y merenderos porque los pibes donde tienen que comer es en sus casas junto a sus familias”.

No quiero que me hablen del futuro sino que se preocupan del presente como lo que pasó en Echeverría que echaron a 112 trabajadores que se quedaron sin laburo. No necesitamos que nos digan que vamos a poder, sino que necesitamos tener trabajo, recursos y los municipios necesitan que se los trate igualitariamente porque son los intendentes los que acá en el Conurbano están bancando a la gente”, disparó Cristina con un discurso muy crítico a la suba de los despidos en fábricas y a la situación de crisis que atraviesan los distritos que no comparten la línea política de Cambiemos.

En la misma línea, la ex presidenta exigió que “la gente no puede vivir esperando que le prometan que el futuro va llegar porque la olla se paga hoy, las tarifas hay que pagarlas hoy y la comida también” y comparó: “Nosotros nunca le prometimos futuro porque construíamos presente. ¿Si no tenes laburo, de qué futuro me están hablando?”.

También, le dedicó varias líneas de su discurso a la toma de las escuelas y la discusión que están dando los estudiantes contra la reforma educativa que impulsan en el Gobierno de la Ciudad: “A los pibes los necesitamos porque ahora les quieren marcar la cancha y no quieren que participen en política y no pueden opinar de los planes de estudio pero lo van a hacer igual porque participar de política en las escuelas, universidad, en los gremios o en cualquier ámbito es un acto republicado y eso es democracia y libertad”.

Al final de su discurso, la candidata instó a que el próximo 22 de octubre la ciudadanía “voten por el hoy”. “Vamos a votar por el presente, por lo que está pasando, por lo que nos quieren quitar pero no lo vamos a permitir porque sin sueño e ilusiones, no vale la pena vivir”, sentenció.