La ex presidenta Cristina Kirchner se metió de lleno en la discusión sobre la inmigración y los presuntos problemas que causan para el país según legisladores, periodistas e intelectuales. "Voy a ser cruda, asignarle a la inmigración la causa de los problemas económicos es una inmensa burrez", advirtió.


Sus declaraciones se contraponen a las del jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto. "Tenemos que dejar de ser tontos. El problema es que siempre funcionamos como ajuste social de Bolivia y ajuste delictivo de Perú", aseguró Pichetto y detalló: "Perú resolvió su problema de seguridad y transfirió a todo el esquema narcotraficante: las principales villas de la Argentina están tomadas por peruanos. La Argentina incorpora toda esta resaca donde no tenemos control migratorio".

Por otro lado, Cristina Kirchner se refirió al triunfo del magnate Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y señaló que el multimillonario "representa la crisis de la representación política producto de la aplicación de políticas neoliberales desde el Consenso de Washington".

"Se nos acusaba de proteccionista y acaba de ganar alguien que hace del proteccionismo, de sus trabajadores, de sus empresas y de su mercado interno una bandera", comentó la ex mandataria.