La ex presidenta Cristina Kirchner finalizó este lunes al mediodía su declaración indagatoria ante el juez federal Julián Ercolini por presunto fraude en la obra pública y poco después de las 12:30 se retiró de los tribunales de Comodoro Py 2002, donde llegó poco antes de las 10:15.

Durante unas dos horas, declaró ante el juez que ahora debe definir si dicta o no su procesamiento en esa causa por vínculos con el empresario Lázaro Báez. En la indagatoria, la ex mandataria pidió que se realice un peritaje sobre la obra pública realizada durante su gestión.

gendarmeria.jpg

A los tribunales del barrio porteño de Retiro llegaron algunos de los funcionarios que la acompañaron durante su gestión Casa Rosada, como el ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli; el ex ministro de Economía Axel Kicillof, la ex secretaria de Cultura Teresa Parodi o el ex titular de Aerolíneas Argentinas Mariano Recalde.

También estuvieron presentes en la puerta de Comodoro Py, el secretario general de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky; el jefe de la bancada de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde; el ex titular del AFSCA Martín Sabbatella, la titular de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; el líder de MILES, Luis D'Elía y el músico Horacio Fontova, entre otros.

El ex juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni acompañó a la ex Presidenta hasta el despacho del juez Julián Ercolini, junto con Carlos Alberto Beraldi, abogado defensor de la ex jefa de Estado.

Un grupo nutrido de militantes, alrededor de 5.000 personas, se convocó para "hacer el aguante" a la ex presidenta y se apostó detrás de los tribunales federales de Comodoro Py, en la calle Letonia y su intersección con Antártida Argentina.

El acceso principal sobre Comodoro Py 2002 estuvo restringido y custodiado por unos 500 efectivos, entre policías, gendarmes y prefectos.

gendarmeria comodoro py tribunales.jpg

En esta nota