Cristina Kirchner pidió este mediodía la declaración indagatoria de funcionarios nacionales y empresarios cercanos al Gobierno, los cuales compraron dólar en el mercado de futuros y luego decidieron su cotización cuando llegaron a la Casa Rosada.


La ex primera mandataria lo hizo en la contradenuncia que presentó ante el juez Sergio Torres y en la que es querellante, por la cual están imputados el juez Claudio Bonadio, magistrado de la causa principal, y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger. Cristina pidió la citación de los secretarios de Coordinación Interministerial, Mario Quintana; de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui; de Finanzas, Luis Caputo; así como también al jefe de asesores presidenciales, José Torello; y el director del Banco Central Pablo Curat.

Cristina Fernández de Kirchner

También fue incluido en el pedido de la exjefa de Estado el empresario Nicolás Caputo, amigo cercano al presidente Mauricio Macri. Según Cristina Kirchner, los mencionados fueron beneficiados con la devalución cuando el Gobierno liquidó los contratos de dólar futuro por varios millones de pesos.


La denuncia empezó con una investigación de El Destape en la cual se reveló que entre los compradores de dólar futuro había funcionarios del Gobierno nacional

Embed