El titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Gustavo Arribas, cambió su discurso en la exposición que realizó ante la Comisión Bicameral de Inteligencia del Congreso.

Arribas había dicho que el depósito de 70.495 dólares que recibió por parte de un operador de la empresa brasileña Odebrecht, involucrada al caso de corrupción más importante de Brasil conocido como Lava Jato. Ahora, según advirtió la ex presidenta Cristina Kirchner, argumentó que no fue por el inmueble, como dijo en un comunicado el 24 de enero" sino que fue "por venta de inmuebles, sillas y cuadros".

"Ahora dice que el depósito de 70.495 dólares no fue 'por el inmueble donde había nacido su hija menor' como dijo en comunicado 24/1 sino que fue 'por venta de inmuebles sillas y cuadros!!!'", dijo la ex mandataria en su cuenta de Twitter. La reunión en el Congreso tuvo carácter reservado, por lo que no se informó oficialmente sobre el contenido de la declaración de Arribas, citado para brindar explicaciones sobre su supuesta vinculación con un financista involucrado en el caso de corrupción conocido como Lava Jato.

LEER MÁS: La CGT rompió el diálogo y anunció el primer paro a Macri

Los legisladores de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Actividades y Organismos de Inteligencia le solicitaron a Arribas que vuelva a concurrir en marzo para tratar el tema de la filtración de las escuchas en las que aparece la ex presidenta Cristina Kirchner.

Así lo indicaron el presidente de la comisión, el senador oficialista Juan Carlos Marino, y la vicepresidenta, la diputada del Frente para la Victoria, Teresa García, al término de la reunión que mantuvieron.

"Nos interesa lo de las escuchas porque es un tema muy grave", explicó Marino en declaraciones a la prensa, mientras que García planteó que "cuando uno ve la enorme difusión que tuvieron en los medios y tratándose de un año electoral, no puede pensar menos que se trata de una persecución política".

Los legisladores indicaron que al preguntarle a Arribas por esa filtración el director de la AFI "la calificó como algo de extrema gravedad" pero dijo desconocer si la Agencia de Inteligencia había tenido algún grado de responsabilidad. Tras ello, se comprometió a realizar averiguaciones y a concurrir nuevamente en marzo al ámbito de la comisión para avanzar en ese tema.