La ex presidenta Cristina Kirchner volvió este miércoles a Comodoro Py pero, en esta ocasión, para declarar como testigo bajo juramento de verdad en una causa que investiga al titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, y al juez federal Claudio Bonadio, por el pago de la operatoria de dólar futuro, iniciada por una denuncia de un grupo de diputados del Frente para la Victoria.

La ex mandataria concurrió pasadas las 10.30 a los tribunales del barrio porteño de Retiro un día antes de partir hacia Europa, adonde fue autorizada a viajar por la Justicia -tanto por Claudio Bonadio como por Julián Ercolini, quienes le habían prohibido la salida al país en dos de las causas en las que se encuentra procesada- hasta el próximo 19 de Mayo, lapso en el que participará de distintas actividades políticas en varias ciudades.

Cristina fue citada por el fiscal federal Jorge Di Lello, quien preparó un cuestionario de una decena de preguntas orientadas a saber por qué se tomó la decisión política de implementar la venta del dólar futuro al final del kirchnerismo, si ella sabía cómo era la operatoria y cómo se implementó, entre otros aspectos, según adelantaron a Télam fuentes judiciales.

Cristina se retiró 13.30 de tribunales. Estuvo tres horas declarando. Esta es llamada "la contradenuncia", hecha por un grupo de legisladores del Frente para la Victoria para investigar supuestos beneficios obtenidos con esa operatoria, por la devaluación dispuesta en el gobierno de Mauricio Macri.