La Federación Obrera Ceramista (Focra) se encuentra en estado de "alerta y movilización" por los casi 500 despidos de trabajadores de la empresa San Lorenzo, el cierre de una fábrica y por otros 50 empleados de la planta de Puerto Madryn, Chubut, que pueden quedar en la calle.

La empresa, en manos de una firma de origen Belga, ya cerró -el 16 de enero- la planta que tenía en Villa Mercedes, San Luis, donde quedaron en la calle 150 empleados.

"Los trabajadores se encontraron con las puertas encadenadas y cuando volvieron a sus casas tenían el telegrama de despido", explicaron a El Destape desde Focra.

Los despidos continuaron en la fábrica que la compañía tiene en San Juan. Allí echaron a 106 trabajadores, según cifras del gremio.

En Azul, los directivos de San Lorenzo despidieron a 160 empleados, mientras que ahora desde FOCRA alertan que hay otros 50 trabajadores en riesgo en Puerto Madryn.

LEER MAS: 200 despedidos en Banghó tomaron una de las plantas de la empresa

Desde el gremio FOCRA advirtieron que la compañía busca recortar puestos de trabajo para bajar los costos. El sector fue golpeado en los últimos meses por la caída de las ventas en el mercado local y la apertura de importaciones.

"La importación indiscriminada de pisos, revestimientos y vajillas proviene de China, la India y Brasil", explicaron desde FOCRA.

El gremio además alerta que la empresa, en caso de seguir con su producción, buscará cambiar los convenios colectivos de trabajo que hoy fijan el salario medio en 25 mil pesos.

Según su página web, el Grupo Etex -firma propietaria de San Lorenzo- tiene 118 plantas en 43 países y su sede está en Bélgica.

En esta nota