Con un sugestivo comentario, el ex presidente del INCAA Alejandro Cacetta salió a despegarse de las acusaciones de corrupción y apuntó hacia adentro del instituto y hacia afuera.

El ex titular de la productora Patagonik dijo en una entrevista radial que quizás no aceptó "algún manejo espurio" que le propusieron y pagó "las consecuencias" con su salida del cargo.

En declaraciones a FM 89.90, se mostró "un poco sorprendido" por la decisión del ministro, aunque aclaró que algo podía imaginarse "leyendo lo que venía pasando". De todos modos, se mostró tranquilo con su situación: "me siento feliz. Estoy en mi casa con mis hijos, feliz".

"Cuando hay diferencias de criterio, no hace falta manchar a otro"

"Hubo un informe, muchos periodistas me llamaron y lo calificaron de otra manera. Que se investigue, no tengo nada que esconder. Llegué acá por consenso de la industria, por ser quién soy y mi honestidad", añadió. Cecatto fue acusado por el programa Animales Sueltos de haber hecho sugestivas contrataciones por montos exacerbados, como compra de muebles y alquileres.

"Obviamente los sillones (que según Avelluto se pagaron 350 mil pesos) no son sillones. Es escandaloso. Es un error que se puso. Si vas al expediente, fue una obra de desmantelamiento de una oficina para que la gente pueda trabajar como corresponde. Un empleado pone compra de dos sillones para vicepresidencia ", explicó el delfín de Juan José Campanella.

Por otra parte, consideró que "cuando hay diferencias de criterio, no hace falta manchar a otro. Obviamente es un escándalo comprar sillones en esa suma, y no aconteció".