La crisis en el consumo no se detiene ni con el aguinaldo: según un sondeo de CAME, en julio se redujeron un 1,6% respecto del mismo mes del año anterior.

Los derrumbes de ventas más profundos se observaron en los rubros calzados, jugueterías, librerías y marroquinería.

Ya acumularon en siete meses un descenso de 3 por ciento interanual, según un sondeo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"Hay que tener en cuenta que se está comparando con un mes muy malo (en julio del año pasado las ventas se habían desplomado un 8,1 por ciento anual) con lo cual el resultado, si bien muestra una desaceleración de la tasa de declive, sigue reflejando una situación delicada para el comercio", advirtió la entidad.

Los derrumbes de ventas más profundos se observaron en los rubros: calzados (-4,8 pct), jugueterías y librerías (-3,9 pct) y marroquinería (-3,3 pct).

El presidente de la CAME, Fabián Tarrío, evaluó que "hay mucha disparidad, algunos negocios comenzaron a recuperarse bien pero otros todavía siguen cayendo".

En esta nota