Los dos jóvenes que fueron detenidos cuando bajaron del cerro con el cuerpo sin vida de Rafael Nahuel, el sábado en Villa Mascardi, fueron conducidos al Juzgado Federal de Bariloche, donde los indagaron por la usurpación del terreno en disputa.

La defensa de Lautaro Alejandro González y Fausto Jones Huala la ejerce la abogada de la Asociación de Abogados de Derecho Indígena Sonia Ivanoff. La abogada adelantó al diario Río Negro que asumirá la defensa de Facundo Jones Huala en el juicio de extradición que se sigue en el mismo juzgado.

"Rafael pedía que lo dejaran morir en su territorio", según el relató que Ivanoff recreó luego de hablar por teléfono con sus defendidos.

Mientras tanto, familiares y amigos de Rafael Nahuel despidieron los restos del joven que murió de un balazo en el marco de un operativo de Prefectura en Villa Mascardi. La ceremonia se realizó en una casilla en el límite de los barrios El Maitén y Nahuel Hue, la zona más populosa de Bariloche.

Rafael estaba cubierto por una bandera mapuche, tenía un trarilonco en su cabeza y algunos arreglos florales con mensajes de amigos y familiares. Sobre su pecho había una hoja de papel con un afectuoso saludo de un sobrino, según publicó el diario Río Negro.

"Ustedes me lo llevaron allá y me lo trajeron muerto", dijo la mujer junto a su marido Alejandro Nahuel.

Rafael Nahuel fue asesinado el último sábado en el marco de un operativo de Prefectura, en la localidad de Villa Mascardi, cercana a Bariloche. La causa de la muerte fue un disparo por la espalda, que ingresó por el glúteo y recorrió el cuerpo, destruyendo varios órganos. La bala que le causó su deceso fue una 9 mm, el mismo calibre que usa el grupo Albatros, dependiente de la Prefectura Nacional. A pesar de eso, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, respaldó la versión de la fuerza de seguridad que habló de un "enfrentamiento".