Los trabajadores de la avícola Cresta Roja rechazaron la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno. El conflicto se desató por la negativa empresaria a pagar las indemnizaciones que indica la ley a los despedidos en los últimos dos años.

Tras negarse a acatar la medida oficial, los operarios realizan una asamblea en la planta ubicada en la localidad bonaerense de El Jagüel, en la que decidirán los pasos a seguir para lograr el pago de las indemnizaciones a quienes no serán reincorporados.

Los trabajadores emitieron un comunicado en el que explican que no están de acuerdo con la medida de conciliación obligatoria dictada el miércoles por el Ministerio da Trabajo ante el reclamo por al pago da las indemnizaciones completas.

LEER MÁS: Por el tarifazo de Aranguren, el consumo de gas sufrió su peor caída en 24 años

Recordaron que la empresa Proteinsa (ex Crasta Roja), compuesta por Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Lacau, había asumido un compromiso con los trabajadores, el Gobierno actual y ante la Justicia que consistía en reactivar la empresa y pagar las indemnizacionas. "Exigimos que este compromiso se cumpla. Los plazos para el pago da las indemnizaciones ya se han cumplido. Hemos escuchado todo tipo da promesas. Hemos esperado y no hemos recibido nada", apuntaron los trabajadores.

Señalaron que, por lo contrario, han sido injuriados, perseguidos y acusados, despedidos arbitrariamente por la patronal que no quiere que los trabajadores reclamen y se excusa para pagar a los trabajadores lo que debe.

"Estamos solos, no somos partidarios da nadie. Y más que nada queremos que este conflicto tenga una pronta resolución, pero ya no podamos esperar, necesitamos que nos paguen la deuda porque nosotros hemos asumido compromisos y responsabilidades que cumplir con nuestro dinero creyendo en la palabra", dijeron.

En esta nota