La venta de supermercados mayoristas a consumidores particulares aumentó un 29,50 por ciento entre enero y abril, en comparación interanual, según informó hoy del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom). El dato expone la crisis que padecen muchas familias por la pérdida de poder adquisitivo.

Las categorías de mayor demanda son al aceite con el 34 por ciento de la demanda, seguido por las galletitas dulces en un 19 por ciento, el arroz con el 16 por ciento, el azúcar con el 14 por ciento, las gaseosas con un 12 por ciento y los fideos secos con el 5 por ciento.

El relevamiento se realizó sobre un total de 655 comercios, entre los que se destacan los grandes supermercados y las principales superficies mayoristas -Yaguar, Makro, Vital, Maxiconsumo y Diarco- en el ámbito geográfico de Capital Federal, Gran Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mar del Plata, Salta, Mendoza, San Juan y Neuquén.

El presidente de Indecom, Miguel Calvete, contó que "en la composición del nivel socioeconómico de incremento participativo en el canal mayorista es predominante la parte media baja de la pirámide de consumo conformada por familias numerosas con niveles medios bajos de ingresos, quienes obtienen un importante ahorro con esta modalidad de compra".

En esta nota