Luego que El Destape revelara el escandaloso caso que involucra al empresario Alfredo Coto y a funcionarios del gobierno por una enorme cantidad de armamento escondido en uno de sus depósitos, comenzaron a salir a la luz las imágenes de la inspección que desde la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC) intentaron ocultar para proteger a la empresa de supermercados.

La inspección de rutina realizada por ANMAC, tuvo lugar el pasado 30 de agosto de 2016 en la sede del supermercado de la calle Paysandú al 1800, en el barrio porteño de Caballito. El arsenal encontrado fue increíble: 227 granadas, ubicadas dentro de tachos, 41 proyectiles de gases lacrimógenos, 27 armas de fuego, 2 de lanzamiento, 3886 municiones, 14 chalecos antibala, 22 cascos tácticos sin numeración, 9 escudos antitumulto, un gas pimienta y hasta un silenciador de armas.

LEER MÁS: Exclusivo: encontraron armamento pesado en COTO y el gobierno ocultó el caso

Sin embargo y según se desprende de la denuncia presentada por la UFI ARM (unidad fiscal especializada), a cargo de Jorge Di Lello, los inspectores de ANMAC no dieron intervención judicial ni a ningún otra autoridad de lo acontecido, sino que fue por un mail anónimo que llegaron hasta el impactante armamento escondido en la sede de Caballito.

El Destape accedió en exclusiva a las imágenes que muestran parte del armamento secuestrado, por el cual hay una denuncia en curso realizada por la UFI-ARM, que cayó en la Fiscalía Federal número 10, de Paloma Ochoa, quien en los próximos días decidirá si impulsa una investigación contra Alfredo Coto y los funcionarios de ANMAC involucrados en el caso:

Embed
Armas Coto 1
Embed
Armas Coto 2
Embed
Armas Coto 3
Embed
Armas Coto 4
Embed
Armas Coto 5
Embed
Armas Coto 6

En esta nota