El folclorista Luis Leguizamón fue una de las estrellas de la noche del miércoles en el festival de Cosquín. Cuando subió al escenario para homenajear a su padre -Cuchi Leguizamón- envió un saludo inesperado.

"A los obreros despedidos de Clarín en esta voz le hacemos el aguante", dijo Luis Leguizamón en un mensaje.

El artista subió al escenario con una remera en apoyo a los empleados del hotel recuperado Bauen y con una boina que hacía referencia a la revolución cubana.

Embed

En esta nota