Con el extremo calor, al menos 44.800 usuarios permanecen sin luz en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense a pesar del tarifazo de Juan José Aranguren, ministro de Energía. Este es el cuarto día consecutivo de elevada demanda eléctrica, informó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE). Hasta ayer eran 33.000 los hogares sin suministro.

Pasadas las 14, en las zonas distribuidas por Edenor, los afectados son 24.230, mientras en las áreas donde opera Edesur, totalizan 20.574 usuarios estaban sin electricidad, en una jornada en la que la temperatura se aproximaró a los 33 grados y que aún rige el "alerta naranja".

LEER MÁS: En medio de los cortes y el tarifazo, una plaza porteña lleva un mes con las luces prendidas

Miles de vecinos y comerciantes salieron a protestar a las calles con cortes de tránsito en rutas y avenidas. Desde esta mañana, se mantiene interrupido el tránsito en el cruce de San Juan y la calle 33 Orientales, en el barrio de Boedo. Este jueves hubo acaloradas protestas con quema de residuos y neumáticos en las localidades de Temperley, Florencio Varela, Berazategui, La Plata y los barrios de Barracas y Villa Lugano, entre otros.

Según indicó la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), el consumo de energía alcanzó un nuevo récord al llegar a los 25.595 megavatios de potencia en una jornada, en la cual casi 77.000 familias fueron afectadas por los cortes. Este viernes a las 14.40 el pico llegó a 25.453 MW.

LEER MÁS: Verano de cortes: más de 30.000 personas pasaron la noche sin luz

En tanto, la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec), señaló que enero último se ubicó "en el primer lugar de los consumos históricos". Argumentó que "principalmente, el alza en el consumo se registró en los usuarios residenciales con un 0,4% y comerciales con un 4,3%. Aclaró que, por su parte, los industriales representaron una baja de 2,4%".

En esta nota