Mauricio Macri designará al representante legal de su empresa familiar como procurador del Tesoro de la Nación. Ahora Bernardo Saravia Frías pasará al otro lado del mostrador y será el jefe de los abogados del Estado en la causa de Correo Argentino SA. Antes de que se hiciera público, el Gobierno había acordado perdonarle $ 70.000 millones a Socma. Por pedido del Ejecutivo, el nuevo convenio se firmará recién después de las elecciones.

El próximo procurador es el principal socio de Saravia Frías Abogados, que representa los intereses de más de 55 otras grandes compañías, entre las que se encuentra el Grupo Macri. Es decir, existe un conflicto de intereses en el propio encargado en controlar los conflictos de intereses. Actualmente posee una licencia temporaria en el estudio por ser el secretario Legal y Técnico del Ministerio de Hacienda, cargo al que asumió de la mano de Nicolás Dujovne.

El procurador del Tesoro posee un rol clave ante la enorme cantidad de conflictos de intereses entre las empresas de los funcionarios y el Estado. El más importante es el de Correo Argentino SA, ya que se trata de la empresa de la propia familia presidencial que tiene una deuda multimillonaria con la Nación por la falta de pago del cánon desde 2000 hasta su reestatización.

LEER MÁS: Por un DNU de Macri, vuelven a atrasar la audiencia por Correo

A espaldas de la Fiscalía que sigue la causa, el Ministerio de Comunicaciones había rubricado una condonación de $ 70.000 millones hasta 2033. Al difundir el acuerdo el periodista Ari Lijalad, el propio Macri debió pedir que el expediente “vuelva a foja cero” y se anule lo obrado.

Pero en el día de la nueva audiencia pública, la cartera de Oscar Aguad solicitó aplazar el encuentro por 120 días hábiles. Es decir, hasta tres semanas y un día después de las elecciones legislativas de octubre, mostró El Destape.

Para demorar los plazos aún más, el caso le fue girado a la Procuración para que emita su diagnóstico por parte de las dos juezas de la Sala B de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial. María Lilia Gómez Alonso de Díaz Cordero y Matilde Ballerini arrastran el concurso de Correo Argentino SA hace ya 15 años.

Ahora Saravia Frías reemplazará a Carlos Balbín, quien entró al asumir Cambiemos el control del gobierno. Por esto, deberá dictaminar, en representación del Estado, sobre la solicitud de uno de los clientes indirectos de su firma legal, ya que ambas pertenecen a Socma.

Recién luego de ello las fojas pasarán a manos de la fiscal general Gabriela Boquin para que opine, y nuevamente a las magistradas para que decidan si aceptan la solicitud de postergación de la audiencia donde se decidirá cómo y cuánto del pasivo le pagará la familia de Mauricio Macri al Estado.