La comunidad educativa de la Escuela Media Federico García Lorca, del barrio porteño de Agronomía, se declaró en asamblea permanente y programó distintas acciones ante la falta de voluntad de las autoridades del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires para resolver el conflicto generado a partir de su intención de construir un jardín maternal en el patio de la secundaria.

Las acciones consisten en mateadas matutinas, actividades deportivas, recolección de firmas de apoyo y un abrazo solidario al establecimiento, situado en Chorroarín 305, el próximo viernes a las 18 horas.

Esta mañana se realizó una multitudinaria asamblea frente a la Escuela, luego de que el Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires desconociera su propio compromiso de formar una Mesa de Diálogo para evaluar alternativas a la construcción de un jardín de infantes que ocupará gran parte del patio del establecimiento.

"La movilización de los padres, alumnos, docentes y otros actores sociales y barriales reiteró las demandas para que se modifiquen las actitudes inconsultas y arbitrarias de los funcionarios y se produjo luego de que la cartera educativa que dirige Soledad Acuña se negara a conformar la Mesa que inicialmente aceptó constituir y amenazara con iniciar las controvertidas obras", advierte el comunicado emitido por padres y docentes.

La responsable de la Dirección General de Educación de Gestión Estatal de la cartera educativa porteña, Ana Herrera, y miembros del área de Arquitectura del gobierno de la Ciudad, habían aceptado el viernes pasado suspender las obras y analizar opciones en una Mesa de Diálogo cuya primera reunión estaba citada para ayer en la escuela.

De manera inesperada, las puertas de la escuela aparecieron cerradas y se comunicó que la reunión se iba a realizar en el Ministerio, adonde concurrió una comisión integrada por los distintos estamentos, incluidos miembros de instituciones barriales y de la Asesoría General Tutelar.

La delegación que concurrió al Ministerio se encontró con un rotundo rechazo, tanto a la formación de la Mesa de Diálogo como a la continuidad de la suspensión de las obras, tras lo cual los funcionarios pretendieron que se firmara una seudo acta con contenidos que no se habían producido en la reunión.

En noviembre, los padres y docentes de la escuela secundaria, ubicada en Chorroarín 305, fueron notificados de que se iba a construir un jardín de infantes en el espacio que funciona como patio de la escuela y en el que se desarrollan distintas actividades juveniles.

La comunidad del Lorca reconoce la necesidad de abrir más vacantes para un jardin maternal, para lo cual propuso que se evalúen otras alternativas. "Ante la actitud de las autoridades de rechazar un mecanismo de diálogo y no respetar la palabra acordada, la comunidad educativa del Lorca advierte sobre las responsabilidades que le cabe a la Ciudad por cualquier situación de riesgo provocada por un eventual inicio de las controvertidas obras", cierra el comunicado.

En esta nota