El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que no tiene "elementos" para pedir el juicio político del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, tal el reclamo de la diputada Elisa Carrió, aliada al gobierno nacional.

Garavano remarcó que su ministerio "es muy respetuoso de la independencia de los distintos actores del sistema judicial" y dijo que su desafío es "tratar de que la Justicia funcione lo mejor posible para dar respuestas a la gente", más allá de "las disputas políticas entre Carrió y el presidente de la Corte o entre Carrió y Angelici".


Consultado sobre el pedido de Carrió a favor de avanzar en el enjuiciamiento político de Lorenzetti, Garavano enfatizó: "No tengo elementos para eso". No obstante, en declaraciones a radio El Mundo, el funcionario evitó ingresar en una polémica con la diputada nacional: "Tengo una muy buena relación con Carrió y ella ayuda mucho para mejorar lo que es la cuestión institucional de la Justicia".

El sábado pasado, la líder de la Coalición Cívica arremetió una vez más contra Lorenzetti y contra Angelici, a quien acusa de ser un "operador" de la Casa Rosada ante la Justicia. Al aludir a ciertas diferencias que mantiene con el Ejecutivo, Carrió advirtió: "Hay dos cuestiones innegociables: Lorenzetti y Angelici. Para mí es innegociable y para el presidente (Mauricio Macri), también", enfatizó.