El ministro de Cultura, Pablo Avelluto, recibió un escarmiento público en la Feria del Libro. Allí le reprocharon la caída de las ventas de libros y la posible quita del IVA que desplomaría aún más el rendimiento del sector.

Todo comenzó cuando Martín Gremmelspacher, presidente de la Fundación del Libro, que luego de dar algunos informes sobre la feria, hizo una serie de importantes críticas al ministro de Cultura y a la política del gobierno.

Gremmelspacher advirtió que el sector está "en uno de sus momentos más delicados" y que recibiría un "tiro de gracia", de concretarse un proyecto del ministerio de Economía que busca "gravar al libro argentino con un IVA del 19%, derogando la excepción sostenida por décadas a través de todos los gobiernos".

Embed

Además le reprochó que las ventas en la industria del libro cayeron entre 10 % y 15%, las dificultades por las que está pasando el sector.

"Conmigo no, Martín", le respondió Avelluto parafraseando, como dijo, "a mi amiga Beatriz Sarlo". Y agregó: "No hay ningún tiro de gracia. Este no es el peor momento de la industria editorial; hemos pasado dictaduras e hiperinflaciones (.). Yo vi cómo en las crisis de los últimos veinte años el sector se las ingenió para salir adelante".

Según la Cámara Argentina del Libro (CAL), por las importaciones durante el primer año de gobierno de Mauricio Macri hubo una caída del 25 por ciento de la producción con respecto al 2015. En números, representa casi 21 millones menos de ejemplares producidos.

La presidenta de la CAL, Graciela Rosenberg, alarmó que "en lo que va del 2017 la tendencia es de una caída de entre 15% y 20%". En declaraciones a El Cronista, agregó: “Además de la caída de la producción, hubo menos compra por parte del Estado”.

LEER MÁS: Crisis sin freno en la industria editorial: cayó un 25% la producción de libros en 2016

En esta nota