En la primera mitad del año legislativo, bajo la gestión de Mauricio Macri, el Congreso aprobó, entre Diputados y Senadores, 22 leyes. De ese total, el 36,36 % corresponden a fiestas, feriados, monumentos y lugares históricos.

El resto de los temas de las leyes aprobadas, que representa el 8,1 % de los 951 proyectos presentados en total, tienen que ver estas cuestiones: Trabajo, Defensa del Consumidor, Agricultura, Automotriz, Educación, Finanzas, Impositivo, Industria y Salud.


De febrero a julio, el Congreso tuvo mayor actividad pero aprobó un 54 % menos de leyes que igual período del año anterior cuando el oficialismo era el Frente para la Victoria. Este año se sancionaron 22 leyes, mientras que en 2015 se convirtieron en ley 48 proyectos.


En cuanto al origen de las leyes, siete leyes fueron iniciativas por el Poder Ejecutivo Nacional mientras que las otras 15 tuvieron origen en el propio Congreso, siendo estas impulsadas por la oposición. En el período anterior, las leyes sancionadas impulsadas por el bloque del Frente para la Victoria junto con las del Ejecutivo, eran mayoría. Mientras que, en este período, es llamativa la ausencia de normas impulsadas por Cambiemos. En otras palabras, el 68,2% de las leyes tienen origen en el bloque opositor.

Según señala Fundación Directorio Legislativo, 80 es el promedio de días transcurridos hasta su sanción de proyectos presentados por el Poder Ejecutivo. En cambio, 549 es el promedio de días transcurridos hasta su sanción de proyectos presentados por el Poder Legislativo.