Por temor a sufrir derrotas legislativas en un año electoral, el oficialismo mantiene al Congreso en una parálisis durante este 2017. Hoy, sin embargo, busca sacarle la modorra pero para debatir la situación de Venezuela. Mientras tanto, el tratamiento de la ley para electrodependientes se postergaría un día y despertó el enojo de la oposición.

El interbloque Cambiemos convocó a una sesión especial este martes a las 16, para debatir cuatro expedientes: tres pedidos de resolución y uno de repudio, todos para expresar el rechazo a la ruptura del orden institucional en Venezuela. Días después que el Tribunal Supremo de Justicia de aquel país asumiera funciones legislativas, Macri pidió en un acto oficial que la oposición diga qué piensan de lo ocurrido en el país caribeño.

Para esa misma hora, el presidente de la comisión de Presupuesto de Diputados, Luciano Laspina (Cambiemos), se había comprometido con los padres de niños electrodependientes el tratamiento del proyecto de ley que establece que el servicio eléctrico sea gratuito para este segmento de clientes. Dos horas después iba a reunirse la comisión de Discapacidad. El proyecto fue presentado por el diputado Carlos Castagneto (FpV)

Ante la convocatoria al recinto, las reuniones de las comisiones quedó en stand by. Fuentes allegadas al diputado santafesino remarcaron que no puede realizarse tal como estaba pautado, pero prometieron que las mismas se realizará "entre hoy y mañana". "La idea es ir a una sesión especial cuanto antes", aseveraron a este medio. Al cierre de esta nota, aun no estaba confirmada la reprogramación del debate.

La decisión del Gobierno despertó la bronca de los opositores, enojados con que se debatan cuestiones que ocurren en otro país. Desde el Bloque Justicialista, el diputado Diego Bossio afirmó que "el Gobierno de Mauricio Macri no para de sorprendernos" y disparó: "El imprevisible llamado a sesión se superpone y clausura el debate de reuniones previstas con antelación, para avanzar en el tratamiento de un régimen tarifario específico para entidades de bien público, en la gratuidad de tarifas del servicio eléctrico para usuarios electrodependientes y en la creación de programa de acompañamiento y contención para el egreso de adolescentes y jóvenes de instituciones sin cuidados parentales, entre otras cuestiones de relevancia".

Desde el massismo, por su parte, también manifestaron su "rechazo" a la decisión de Cambiemos. "Su improvisación reafirma la falta de compromiso del Gobierno con el debate de la agenda legislativa, que debería haber comenzado con Sesiones Ordinarias hace más de un mes", dijeron en un comunicado. Al igual que el peronismo de centro, expresaron su repudio a lo ocurrido en Venezuela, pero consideraron que el llamado a sesión especial "se realiza fuera de tiempo y forma".