El gobierno bonaerense convocó a los gremios docentes para el próximo lunes 6 de febrero en La Plata a la Comisión Técnica Salarial para trabajar sobre la estructura de los sueldos de los maestros de la provincia.

El ministro Alejandro Finocchiaro adelantó que "ahora nosotros nos vamos a reunirnos en la mesa paritaria con la mente muy abierta y vamos a discutir todo lo que haya que discutir porque queremos que el 6 de marzo empiecen las clases".

En ese sentido, el funcionario expresó que "siempre soy muy optimista, nos vamos a sentar con los gremios con María Eugenia Vidal, lo que vamos a ofrecer es lo que podemos, no se puede ofrecer lo que no se puede pagar".

El anuncio se produce luego que el Ministerio de Educación de la Nación anunciara que este año no iba a dar un porcentaje "testigo" por el cual debían guiarse las paritarias docentes de las provincias. Al referirse a las negociaciones paritarias, Finocchiaro manifestó que "si los representantes sindicales van a actuar como gremialistas es muy posible que cerremos un acuerdo".

Además, el Ministro aclaró que uno de los problemas es que "el paro se utiliza como primera herramienta de presión y creo que los adultos debemos discutir nuestras problemáticas con los chicos en las aulas".

La comunicación oficial llegó luego que el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, volviera a poner en dudas el inicio de las clases en la provincia de Buenos Aires, al criticar a la gobernadora María Eugenia Vidal por la falta de diálogo y dijo que pedirán como piso una suba salarial del 25 por ciento.

"Como piso vamos a pedir el 25 por ciento. Queremos discutir la pérdida del poder adquisitivo que está en el 8 por ciento y el 25 por ciento aproximadamente de inflación", dijo Baradel por Radio 10, que de esta forma rechazó la posibilidad de aceptar una oferta en torno al 18 por ciento, con clausula gatillo según inflación, como lo hicieron los estatales bonaerenses.

En declaraciones a El Destape, el sindicalista dijo que el Gobierno nacional "quiere bajar el salario de los trabajadores" porque "ya la pauta inflacionaria para este año supera ampliamente el 17% estipulado" por Macri. "Hasta las consultoras más cautas hablan de un 23% de inflación", comentó.

En esta nota