Confirmaron el procesamiento por falso testimonio de las personas que afirmaron que vieron una reunión del juez Sebastián Casanello con Cristina Kirchner en la Quinta de Olivos.

Lo hizo la Sala 1 de la Cámara Federal. Están acusados por falso testimonio. Según los jueces, Gabriel Corizzo y Carlos Scozzino mintieron para perjudicar a Casanello, y que sus afirmaciones, contradictorias entre sí, no pudieron comprobarse.

Corizzo había afirmado que había visto a Casanello en Olivos, entre agosto y octubre de 2015, donde también se habría cruzado con el diputado nacional Eduardo "Wado" de Pedro. Pero nada de eso pudo verificarse, como así tampoco los dichos de Scozzino, chofer de la Secretaría General de la Presidencia.

Embed

La recusación de Casanello fue planteada por uno de los hijos de Lázaro Báez, Leandro, quien criticó el direccionamiento de la causa sólo hacia su familia. Luego el detenido le dijo a los camaristas de la Sala II haber visto a al juez en una antesala de la quinta de Olivos esperando para ver a la entonces presidenta Cristina Kirchner, en ocasión de una visita suya para ver a la mandataria. De hecho dijo que creyó que estaba acompañado por Eduardo "Wado" de Pedro.

El periodista Eduardo Feinmann fue uno de los voceros de esta versión y las reprodujo en la televisión. Sin embargo, no está imputado.

Embed