El presidente Mauricio Macri tuvo una ruidosa recepción en su primer día en Madrid cuando una docena de manifestantes, que lo esperaban en el exterior del Palacio Real antes de que el rey de España, Felipe VI, lo recibiera con una ceremonia.


Al grito de "fuera, fuera" y con silbidos, las personas presentes llevaban las carteles que decían "Macri=Hambre" y fotos con el rostro de la líder de la Tupac Amarú, Milagro Sala, que pedían su inmediata liberación.

Embed

No fue todo. El paso de Macri por la capital española también mereció las críticas del Parlamento donde el diputado de Podemos, Iñigo Errejón, lanzó un duro discurso contra el líder de Cambiemos y la repercusión de sus políticas en Argentina: "Al pueblo argentino, a la mayoría que sufre el maltrato y los recortes, les decimos una sola cosa: aguante, no aflojen, que vamos a volver".

En esta nota